Compartido por Quino Rodriguez, Instructor y terapeuta de ZhiNeng QiGong formado en la escuela de Shen Ji

ZhiNeng QiGong es el primer sistema de QiGong reconocido como ciencia por un sector importante de la comunidad científica mundial. Actualmente existen muchos estilos diferentes de QiGong. Después de la revolución cultural china, algunos Maestros abrieron conocimiento a la gente por orden del gobierno que buscaba una alternativa efectiva y de bajo costo para la salud. Así, en 1996 el Ministerio de Salud de la República Popular China, publicó un libro en el que se reconocen y autorizan tan sólo once sistemas de QiGong. Uno de ellos se distinguió de todos los demás por su altísima efectividad, seriedad y respaldo científico: ZhiNeng QiGong fue reconocido desde entonces como la práctica más respetada y recomendada en su tipo.

Diseñado por un verdadero Maestro, heredero de tradición antigua, visionario de gran inquietud científica y con generoso espíritu de servicio, el Maestro Pang Ming, quien es ahora considerado como un Tesoro Viviente de la humanidad, está reconocido por los expertos en la materia como la autoridad más alta de QiGong en China y en el mundo, además de ser uno de los médicos y científicos más importantes de su país. Él ha sido capaz de sintetizar magistralmente la profundidad y complejidad del QiGong en una nueva ciencia que cuenta con tres características que han revolucionado por completo el concepto de que el QiGong es una práctica complicada y que requiere, además de una cercana vigilancia por parte de un Maestro, de muchos años de estudio para que genere cambios significativos en quienes lo practican: ZhiNeng QiGong es totalmente Seguro, verdaderamente Efectivo y realmente Sencillo.

Sobre esta base, pese a la profundidad que tiene esta ciencia, ZhiNeng QiGong resulta en una práctica sencilla, de alto impacto y que puede realizarse de manera personal si se cuenta con la instrucción básica adecuada. El trabajo se enfoca en la Persona y en el Qi, no en la enfermedad física, mental o emocional. Con la suficiente práctica, toda carencia o desorden en el organismo responde al tratamiento sin importar su naturaleza o gravedad.

Share This
Abrir chat