¿Qué es la Reflexología Podal?

Es una técnica terapéutica ancestral basada en la estimulación de puntos sobre los pies, denominados “zonas reflejas” que corresponden a distintas partes del cuerpo.

Al aplicarles un masaje manual a estas zonas reflejas, los órganos, músculos y otras partes del cuerpo reciben un estímulo curativo. Por supuesto, además de este efecto reflejo, hay un efecto local en los pies muy importante y útil para tratar y prevenir muchos problemas de los mismos.

La reflexoterapia forma parte del conjunto de medicinas complementarias que trata tanto la parte física del organismo, como la parte emocional. Este último factor es también muy importante para saber sobrellevar una enfermedad o patología y permite incluso llegar al origen para su proceso curativo.

Al hablar de la parte terapéutica del masaje debe quedar muy claro que la reflexoterapia no sustituye al médico, sino que lo acompaña. Ayudándonos con los diferentes síntomas y dolencias, tanto para prevenirlos como para conseguir un equilibrio físico y mental, simplemente aplicando una presión en una zona específica del pie.

Beneficios

Los beneficios que podemos obtener con esta técnica terapéutica son múltiples, ya que el conjunto de patologías y enfermedades que puede tratar la reflexología es muy amplio:

  • Produce un efecto relajante que ayuda a eliminar el estrés y facilita la relajación física y mental.
  • Estimula la circulación sanguínea y linfática.
  • Potencia el sistema inmunológico y el potencial de autosanación del cuerpo.
  • Regula el funcionamiento de los órganos de cuerpo.
  • Equilibra y restituye los niveles de energía.
  • Ayuda a la eliminación de toxinas.
  • Tiene efectos de terapia preventiva.
  • Posee un efecto antiálgico (alivia el dolor).
  • Estimula la creatividad, eleva el nivel de vitalidad y mejora el humor.
Share This
Abrir chat