Cuando un colectivo, como en este caso ha sido el grupo Cinquecento Teatro, se ofrece a actuar gratuitamente para recolectar fondos para La sonrisa de Melania me siento muy agradecida, como socia y voluntaria de la asociación.

El pasado sábado 9 de marzo asistí al espectáculo que CinquecentoTeatro nos ofreció en el auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga, a quien aprovecho para agradecerle su ofrecimiento. Fui muy ilusionada a ver el espectáculo, nada menos que Jesucristo Superstar, un icono para mi en la época que se estrenó la película, que vi un par de veces, además de las miles de veces que he escuchado el disco en su versión original y en la adaptación al castellano. Luego se estrenó el musical en España, todo un éxito aún vigente: actualmente se está representando en Madrid.

La puesta en escena de CinquecentoTeatro se realiza sobre una grabación de la versión española. ¡Fue emocionante! Me encantó la energía de Judas presentando sus dudas, sus vacilaciones; la calidez y cariño de las intervenciones de María Magdalena; la fe inquebrantable de Jesús, aún con sus dudas finales, pero admitiendo definitivamente la voluntad de Dios; sonreí al ver aparecer a Poncio Pilatos con su “minifalda” romana, convenciéndome en su papel de no querer mezclarse en los asuntos judíos, lavándose las manos, aún reconociendo que lo que va a suceder a continuación no es justo.

En mi opinión, el fin altruista de Cinquecento Teatro entra en sintonía con los fines de la asociación La sonrisa de Melania sin ánimo de lucro. La pasión, el corazón y la entrega que los actores y el equipo ponen en la función, representan también los valores que queremos promover desde la asociación. Además la obra también representa estos valores cuando nos lleva a mostrarnos esa cara humana de los personajes, me gusta esa faceta de humanización. Así buscamos promover el alejarnos de las etiquetas de cuidadano, paciente, recurso, cliente, alumno, etc. para ser considerados personas, con nuestras emociones y circunstancias personales, en todos los ámbitos de las relaciones y la sociedad.

En definitiva, una muy buena actuación de este grupo de actrices y actores que cada uno con su características y personalidad, ofreciendo lo mejor de sí, se atrevieron a representar esta obra maestra del musical, haciéndonos pasar un rato muy agradable, emocionante a veces. Hay que recordar que CinquecentoTeatro es una compañía amateur formada por personas mayores de 50 años, de ahí el nombre; que tienen en su currículo actuaciones en los mejores teatros de Málaga, siempre con fines benéficos. Pero lo más importante es su disposición a representar esta obra de una forma altruista. Es magnífico el despliegue de imaginación y recursos que estas personas ponen de su propia mano, incluyendo fotografía y vestuario. Hacen una labor maravillosa y además lo disfrutan, eso se nota, se transmite al público y se transforma en aplausos.

Muchas Gracias a CinquecentoTeatro y a todos los que habéis contribuido con vuestra asistencia y a través de la fila 0.

Olga Bernal

Abrir chat